España: El país más fuerte del mundo

El país más fuerte del mundo

España, el bello país del vino y las canciones (Goethe). Existe un dicho criollo que dice que España está donde se encuentre un español. Será por eso que también dicen que de América nunca se marchó. Iberia, Hispania, Al-Andalus, Sefarad o España, ¿qué más da? España es nuestra tierra y no importa el nombre que tuviera en el pasado, toda su historia forma parte de nosotros. En palabras de João Baptista da Silva, españoles somos y de españoles nos debemos preciar cuantos habitamos la Península Ibérica.

Patriotismo no está ligado a ideología. O al menos, no debe estarlo. Sentirse parte de un colectivo es algo tan natural como la vida misma. Y de la misma forma, sentirse español habiendo nacido en España es, simplemente, natural. Querer a tu país, lidiar por tus propios derechos. Derechos originales, sagrados, imprescriptibles, superiores, e independientes de toda familia o dinastía (¡o ideología!). España lidia por su religión, por su Constitución, por sus leyes, sus costumbres, sus usos… En una palabra: España lidia por su Libertad (Jovellanos).

El problema viene de la mano del desconocimiento de la historia, de tratar de equiparar un hecho de hace décadas o incluso siglos con la sociedad actual. Claro, hoy estamos en la sociedad de lo “políticamente correcto”. Se nos ha olvidado que la libertad de uno termina donde empieza la del otro, y nos sentimos tan libres que creemos que podemos realizar absolutamente cualquier acción sin que nadie pueda hacer u opinar nada. Pero ojo, cuidado con lo que moleste a uno mismo, porque entonces sí que hay que erradicarlo. Respétame, y sobre todo respeta que yo no te respete a ti.

Es una pena que esta mentalidad venga acompañada de la idea de destruir nuestra patria. Algunos dirán “¡pero serás facha!”, y estos mismos son los que no comprenden que al decir patria no hablamos de Borbones ni de águilas. Hablamos de valores, de costumbres y de lenguajes. Hablamos de nuestras gentes, de nuestros pueblos y ciudades, de nuestros campos y playas. Hablamos de nuestra tierra: España. Donde todos los que estamos aquí vimos el sol por primera vez.

Primera página de la Constitución Española de 1978
Primera página de la Constitución Española de 1978

Independientemente de las opiniones personales, hay algo que es un hecho objetivo: la Monarquía parlamentaria que sustenta nuestra Constitución ha propiciado el más largo periodo de estabilidad y prosperidad en democracia vividos por España. Una Constitución, recordemos, votada y elegida por todos los españoles mediante referéndum el 6 de diciembre de 1978. Y sí, con sufragio universal. Esto último se nos olvida con frecuencia.

En fin, muchos seguirán renegando de lo que es suyo, pero no dejarán de ser españoles. Ya lo decía Otto von Bismarck: España es el país más fuerte del mundo, los españoles llevan siglos intentando destruirlo y no lo han conseguido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This