Chicharrones de Chiclana

Receta de Chicharrones de Chiclana caseros

Cádiz cuenta con una inmensa riqueza gastronómica. Los amplios ganados porcinos de su tierra ofrecen la posibilidad de elaborar un sinfín de recetas que aprovechan la carne del cerdo como elemento principal. Esta vez, hablaremos de los famosos Chicharrones de Chiclana, una tapa muy fácil de preparar típica de Sevilla y Cádiz. Son muy diferentes al chicharrón de Cádiz o chicharrón especial, como lo llaman realmente los gaditanos.

Este aperitivo se suele consumir para acompañar a una copa de vino o para compartir unas cervezas con la familia y amigos. Sin duda, es un bocado que engancha gracias a su fantástico sabor.

Si queréis prepararlos en casa, pasamos a explicar su receta. Os recomendamos que os hagáis con un buen delantal para evitar que la grasa os salpique a la ropa.

Ingredientes para 1kg de chicharrones caseros:

  • 3kg de panceta o papada de cerdo.
  • 6 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas de orégano.
  • 1kg de manteca blanca de cerdo.
  • 2 o 3 hojas de laurel.
  • 1 cucharada de sal.

Elaboración:

Primero cortar la carne en trozos no muy pequeños, ya que durante la cocción mermarán su tamaño considerablemente.

Trozos de panceta de cerdo
Panceta de cerdo ya cortada

Una vez cortada, reservar. Calentar una olla grande a fuego medio e introducir la manteca blanca hasta que se derrita por completo. Es aconsejable ir removiendo para acelerar este proceso. Mientras tanto, vamos pelando los ajos y los presionamos un poco con el cuchillo contra la tabla de cortar para que se abran levemente.

Una vez esté completamente derretida, añadir toda la carne, el orégano, los dientes de ajo, las hojas de laurel y la sal. Hay que tener en cuenta que, si la manteca que utilizamos ya tiene sal, habría que reducir un poco la cantidad que añadimos ahora.

Subimos el fuego y removemos frecuente hasta que la carne esté dorada, unos 45-60 minutos dependiendo de lo crujientes que los queramos.

Retirar del fuego con un escurridor y colocar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Los chicharrones se pueden consumir tanto fríos como calientes, pero recomendamos probarlos recién hechos ya que conservan mucho mejor el sabor y estarán más jugosos.

En Arenal de Sevilla os animamos a preparar esta receta en casa y a contarnos en los comentarios cómo os han salido. ¡Que aproveche!

Y si te ha gustado esta receta, ¡no olvides dar Like arriba en esta publicación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This