Samurais en España

Samuráis en España

La historia de España está repleta de episodios únicos, muchos de ellos tan importantes que aún hoy podemos ver su legado en nuestra cultura. Y ejemplo de ello es el municipio sevillano de Coria del Río, famoso porque cuenta con unos 600 habitantes con rasgos orientales y el apellido Japón. ¿Por qué? Pues todo se remonta al siglo XVII, en plena época de samuráis y expediciones colonizadoras, cuando una expedición nipona llegó a España para establecer relaciones diplomáticas. ¿Quieres enterarte de esta historia? No te lo pierdas a continuación.

Antecedentes

La Batalla de Cagayán
La Batalla de Cagayán

A finales del siglo XVI, unos piratas japoneses que resultaron ser fieros guerreros samurái atracaron en las Islas de Filipinas, que en aquel momento estaban bajo el mandato del gobernador español Gonzalo de Ronquillo. Este envió  7 embarcaciones y varias decenas de infantes de marina de los Tercios de Mar, de la Armada Española. Consiguieron derrotarlos en esta primera batalla y repelerlos en diversos contraataques, por lo que estamos ante el primer encuentro armado documentado entre españoles y samuráis. La leyenda japonesa cuenta que estos guerreros nipones fueron en realidad derrotados por unos demonios mitad pez mitad lagarto. Así los samuráis comenzaron a llamar a los soldados de la armada española “wo-cou” (pez-lagarto). Si te interesa esta batalla, puedes profundizar en ella haciendo click aquí.

Visita a Japón

No mucho tiempo después, en el año 1608, el fraile franciscano Luis Sotelo fue enviado a Japón desde Filipinas para evangelizar la zona de Tokyo. Una vez allí, quedó maravillado por la cultura local y forjó amistades con los japoneses. Así conoció a Date Masamune, un importante samurái que administraba la provincia de Mutsu, y ambos organizaron una expedición japonesa hacia España para establecer relaciones comerciales. Masamune construyó galeones en los que viajarían sus hombres, liderados por el samurái Hasekura Tsuneaga acompañado por el propio Luis Sotelo.

Llegada a España

Monumento a Tsuneaga en Coria del Río
Monumento a Tsuneaga en Coria del Río

Tras varios meses de viaje, habiendo parado en La Habana y en Veracruz (que ya había sido fundada por Hernán Cortés), llegaron a España a finales del año 1614. Se establecieron en el municipio sevillano de Coria del Río, ya que la navegación desde allí hasta Sevilla era complicada para un galeón del calibre del Date Maru, nombre con el que lo bautizaron los soldados nipones. Finalmente el 30 de enero de 1615 fueron recibidos por el rey Felipe III en Madrid, y los acuerdos comerciales se vieron muy favorecidos por la conversión al cristianismo de muchos de los japoneses que venían en la expedición. Hasekura fue precisamente bautizado en febrero de ese mismo año, adoptando el nombre de Felipe Francisco Faxicura (una transliteración de su apellido Hasekura según el japonés de la época).

Segunda visita a España

Fray Luis Sotelo acompañado de los samuráis
Fray Luis Sotelo acompañado de los samuráis

Los acontecimientos sucedidos hasta la fecha hicieron que Faxicura fuese recibido por el Papa Pablo V en el Vaticano, pero al regresar a España ocurrió algo inesperado. El gobernante japonés Tokugawa Ieasu había promulgado un edicto en el que expulsaba a todos los misioneros de Japón, comenzando a perseguir la fe cristiana por todo el país. Por tanto, Felipe III tuvo que declinar la firma del acuerdo comercial ya que no se trataría de un tratado oficial con el gobernante japonés. Viendo el fracaso de su misión, Sotelo y los samuráis volvieron a su campamento en Coria del Río, donde permanecieron durante dos años mientras preparaban la expedición de vuelta al país del sol naciente. Como muchos de ellos se habían convertido al cristianismo (prohibido en Japón) y además se habían casado con españolas y formado una familia, un gran número de nipones decidieron quedarse allí en Coria para poder seguir con sus nuevas vidas. 

Poco después comenzaron a tener hijos que, inicialmente, llevarían el apellido original japonés del padre, pero que con el tiempo cambiarían por Japón debido a lo difícil que resultaban de pronunciar algunos de ellos. Actualmente se puede observar en Coria un monumento a este Hasekura Tsuneaga.

Como has visto, España tiene tanta historia que hasta los samuráis tienen su hueco en ella. ¿Conocías esta historia? Si te ha gustado no olvides visitar nuestra web www.arenaldesevilla.com, donde encontrarás la más amplia colección de artículos relacionados con la historia de España. 

Un comentario en “Samurais en España

  • el 30/04/2020 a las 19:06
    Permalink

    Que historia remontarse en los1600 woow!
    Gracias por hacerme partisipe de todo esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This