Potaje de vigilia madrileño

Potaje de vigilia madrileño

Volvemos por fin con nuestras recetas más tradicionales en este viaje por la gastronomía española. En esta ocasión vamos a hablar del Potaje de Vigilia, un clásico del cuchareo madrileño que como todo buen guiso tiene sus múltiples versiones dependiendo del lugar en el que se prepare. Nosotros vamos a intentar dar la versión más tradicional, pero ya sabéis que se admiten propuestas en los comentarios.

Este plato tradicional de Cuaresma se prepara con bacalao precisamente para cumplir con el precepto de no comer carne en estas fechas. ¡Atento a su elaboración!

Ingredientes

300g de garbanzos

Un manojo de espinacas frescas

1/2kg de bacalao

1 cebolla

4 huevos

Pimentón dulce o picante a elección

3 dientes de ajo

2 hojas de laurel

Varias hebras de azafrán

1 barra de pan

Elaboración

Lo primero es poner en remojo los garbanzos la noche anterior a la preparación. Si no tienes tiempo siempre puedes utilizar garbanzos de bote, teniendo en cuenta que necesitarás más cantidad.

Ponemos a cocer los huevos durante 8 minutos y los reservamos para más adelante. Mientras, cortamos 4 rebanadas de pan y freímos en aceite hasta que queden bien crujientes. Las ponemos en papel absorbente para más adelante.

Ahora sí, empezamos. Primero haremos un sofrito con la cebolla y el pimentón. Cortamos la cebolla en juliana e incorporamos a la olla donde vayamos a preparar el guiso, y sofreímos durante unos minutos antes de añadir el pimentón. Rehogamos brevemente. Escurrimos los garbanzos y los enjuagamos antes de añadirlos a la olla con el sofrito. Cubrimos con agua (que sobren unos 3 dedos de agua por encima) y ponemos a cocer, si es en olla exprés unos 30 minutos o en olla convencional lo que puedan tardar los garbanzos en cocinarse.

Mientras tanto desmenuzamos el bacalao (obviamente desalado si lo hubiéramos comprado así) y cortamos las espinacas en trozos no muy grandes. Añadimos ambos ingredientes junto al laurel a la olla, cociendo a fuego medio una vez terminados los garbanzos.

Pelamos los ajos y los ponemos en un mortero, junto al pan frito, y lo trituramos todo hasta que quede una pasta uniforme. Lo añadimos a la olla con una pizca de azafrán.

Vamos pelando los huevos duros, picando las claras y desmenuzando las yemas en el caldo. Añadimos sal al gusto y lo dejamos cocinar unos 10 minutos más para que se cocine por completo todo. ¡Y listo!

Con este delicioso potaje no hay excusa para no comer legumbres y pescado. Aunque es típico de cuaresma, viene bien en cualquier día frío. ¿Qué te ha parecido nuestra receta? No olvides contarnos en los comentarios cómo te ha salido.

Y si estás leyendo esto antes del 10 de marzo de 2021, recuerda que estás a tiempo de participar en nuestro sorteo de una BANDERA BORDADA, ¡corre a nuestro Instagram! @arenaldesevillaoficial

Un comentario en “Potaje de vigilia madrileño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This