Las Constituciones Españolas

Las Constituciones Españolas

España es uno de los países que más constituciones ha tenido, con un total de siete constituciones aprobadas y dos proyectos que finalmente no salieron adelante. Las distintas constituciones de nuestro país es un reflejo del panorama político español del momento.

Vamos a hacer un repaso de las Constituciones del siglo XIX y también de la actual Constitución Española. La primera constitución tiene lugar en el siglo XIX con la Guerra de la Independencia en el año 1812, mientras que la última tiene lugar en 1978 con el comienzo del reinado de Don Juan Carlos I de Borbón. Entre esos dos periodos se encuentran las demás constituciones caracterizadas por las sucesivas alternancia de los estatutos en un ámbito político y social agitado. 

Hoy en nuestro blog te contaremos un poco más acerca de las distintas constituciones españolas y, además, aprovecharemos para ver las características que las unen como las diferencias entre ellas. A continuación te lo contamos, no te lo pierdas.

Constitución de 1812

La Constitución de 1812 es la primera constitución que asume España. Esta Carta Magna decretada en Cádiz durante la Guerra de la Independencia (1804-1814) contra el ejército napoleónico supuso el primer estatuto de un país consumido por la confusión. Es importante añadir que es una de las constituciones más viejas del mundo, superándola solo por la de los Estados Unidos en el 1787 y por la de Francia en 1789.

Su nombre, La Pepa, viene derivado del día de su aprobación, el 19 de marzo, el día de San José. El documento se creó en un periodo convulso. Por ello, es una de las constituciones más importante de la historia de nuestros país. Se intentaba llegar a un ambiente sin crispación entre los dos bandos que a pesar de sus diferencias tenían un mismo propósito; expulsar a los franceses de tierras españolas. 

Constitución de 1812
Constitución de 1812

Tantos absolutistas como liberales supieron desplazar sus diferencias para hacer frente al problema del momento, la ocupación francesa. Las Cortes de Cádiz demostraba la confianza en la figura de Fernando VII para que este liderase el nuevo modelo constitucional y, por tanto, el Antiguo Régimen quedara atrás. Sin embargo, tras el regreso del Rey a España este derogó el Estatuto. No obstante, la constitución volvió a aprobarse entre los años 1820 y 1823. 

Algunas de las características que tenían esta ansiada constitución era la separación de poderes, el sufragio universal y la incorporación de la libertad de prensa, entre otras ideas. Este Estatuto trajo consigo la incorporación del liberalismo a España.

Constitución de 1837

La Constitución de 1837 se aprobó durante la regencia de María Cristina de Borbón, la cual estuvo influenciada por la constitución anterior, pero con aspectos más progresistas para contentar a los sectores más moderados y poder mantener la armonía en el parlamento, instaurando en este sistema esta propia constitución, y se abandonaba el absolutismo.  

El mayor deseo que venía con esta Carta Magna era la incorporación de un camino hacia el nuevo orden parlamentario donde moderados, conservadores y progresistas pudieran tener su propio hueco. Sin embargo, nada de esto se vio cumplido. 

Es importante destacar que en esta se defendía el principio a la soberanía nacional y se recogía una declaración de derechos y libertades individuales, pero este propio estatuto otorgaba poderes a la Corona y hacía hincapié en la inviolabilidad de esta figura institucional. 

Fue en este documento donde se incorporaría dos cámaras, que a día de hoy siguen, en vez del unicameralismo que proponía Cádiz. Esta Constitución se caracterizó por la agitación e inestabilidad política vivida en el periodo de la regencia de María Cristina reflejada en los sucesivos gobiernos. 

Constitución de 1845

Constitución de 1845
Constitución de 1845

Tras el fin de la regencia de María Cristina en 1840 y el comienzo de la de Espartero tres años después, Isabel II fue declarada mayor de edad antes de tiempo para que pudiese ocupar el trono. Por consiguiente, comienza un nuevo periodo en la historia de España y con ello se crea otra Constitución. 

Esta nueva Carta Magna originó una nueva tendencia que se prolongaría hasta principio del siglo XX y provocaría un incremento en la inestabilidad política del país. Fue la primera Constitución conservadora que se aprobó al inicio de la Década Moderada y esta eliminó la soberanía de la nación para volver a la soberanía dividida entre las Cortes y el Rey, en este caso por Isabel II.

Esta constitución se creó para que intentara crear un instrumento para moderar y, sin embargo, fue todo lo contrario, provocó situaciones políticas partidistas y que incitaba a la división de los partidos, dando lugar a la crisis política del momento. 

La Constitución de 1845 estuvo en vigor durante 24 años, este documento trajo consigo la protección y la garantía de derechos y libertades como la expresión. Además, la Carta Magna eliminó algunas instituciones tradicionales como el juicio por jurado.

Constitución de 1869

Este texto se creó como resultado de la Revolución de la Gloriosa que acabó con el reinado de Isabel II. Este periodo estuvo protagonizado por los sucesivos cambios de gobiernos, entre ellos la monarquía de Amadeo de Saboya.

Isabel II
Isabel II

La Constitución trajo consigo varios puntos que se consideraban el alma de la revolución, de los cuales destacan: la soberanía nacional, el sufragio universal, la concepción de la Monarquía, y la avanzada declaración de los derechos de reunión y de asociación, también supuso las libertades como la de enseñanza, la de imprenta y la religiosa. Además, con este estatuto volvían los ideales liberales que no se veían desde la primera Constitución del siglo XIX. 

Constitución de 1876

Esta Carta Magna fue la última constitución del siglo XIX. Lo más destacable de esta es la duración, estuvo un total de 47 años en vigor hasta el año 1923. Era una constitución con un total de 89 artículos fiel a lo conservador e hizo posible el retorno de la soberanía del rey Alfonso XIII, nieto de Isabel II de España.

Estuvo pensada para afianzar la rotación en el gobierno de los partidos Liberal y Conservador. La constitución estuvo promulgada por Antonio Cánovas del Castillo y con ello pretendía adoptar la soberanía del Rey con las Cortes. Según Cánovas, este documento dictaba que las Cortes se debían de reunir todos los años, pero no decía el plazo mínimo de lo que tenía que durar las sesiones. 

Lo más llamativo de esta Constitución es que su vida constitucional está dividida en tres periodos. La primera etapa (1876-1885) era la de Alfonso XII, famosa por terminar con un pacto que daba cabida a la alternancia en el poder entre conservadores y liberales. El segundo periodo (1885-1902) caracterizado por la Regencia de María Cristina y que estuvo marcado por el caciquismo y por varias pérdidas de colonias españolas, entre otros problemas. La última etapa es la de Alfonso XIII (1902-1923) protagonizada por el asesinato de Canalejas. 

Constitución de 1978

Constitución de 1978
Constitución de 1978

Esta actual Constitución se aprobó el 6 de diciembre de 1978, esta dictamina las bases de la modernización, la descentralización y el comienzo de una nueva etapa en España. 

Estuvo constituida con tres objetivos básicos: consagrar el respeto y el pluralismo, resolver la reforma política del Estado y solucionar el asunto territorial. Este estatuto está caracterizado por su liberalismo avanzado, proclamando la soberanía del pueblo español, conformándose por un Estado Social y democrático de derecho. Además, hay que mencionar que la Monarquía se admitió en su modalidad parlamentaria, teniendo como rey a Juan Carlos de Borbón.

Al igual que en la constitución de 1931, este documento también reconocía autonomía, pero de una manera más avanzada, creando las actuales comunidades autónomas. 

La constitución fue redactada por siete ponentes, llamados los padres de la Constitución, estos eran: Gabriel Cisneros Labora, Miguel Herrero y José Pedro Pérez-Lorca por parte de UCD, Gregorio Peces-Barba por parte del PSOE, Jordi Solé por parte del Partido Comunista de España, Manuel Fraga por parte de Alianza Popular y Miquel Roca por Minoría Catalana. Esta actual constitución cuenta con 169 artículos y algunas que otras disposiciones, es considerada una de las constituciones más extensa de Europa.

Fuentes

https://www.muyhistoria.es/contemporanea/video/todas-las-constituciones-que-ha-habido-en-espana-151592235065 

https://www.lavanguardia.com/politica/20191206/472063898915/dia-constitucion-siete-constituciones-espana-historia.html

https://www.congreso.es/cem/constesp1812-1978

https://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/la-construccion-del-estado-en-la-espaa-del-siglo-xix-una-perspectiva-constitucional/html/dcd3569e-2dc6-11e2-b417-000475f5bda5_2.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This