Hispania Romana

El Imperio Romano en España

La riqueza de la historia de España nos trae etapas importantísimas en cualquier época pasada. Por todo nuestro país encontramos legados fenicios, árabes, prehistóricos… y sobre todo romanos. Y es que los franceses napoleónicos no fueron los únicos que se enamoraron de Hispania (como así se llamaba nuestra tierra hace siglos), de su magnífica situación geográfica, de sus majestuosos paisajes, sus gentes y sus cultivos: mucho tiempo atrás, el Imperio Romano quiso contar con todas las cualidades de España bajo su mando. Ciudades tan importantes como Itálica, o emperadores como Trajano y Adriano, encuentran sus raíces en la península Ibérica.

Si quieres conocer esta bellísima época de nuestra historia, que tantos monumentos y cultura nos regala, Arenal de Sevilla te ofrece este pequeño repaso por la grandiosa Hispania Romana.

 

¿Hispania o Iberia?

Quinto Ennio
Busto de Quinto Ennio en la Tumba de los Escipiones, en Roma.

El origen de nuestro nombre. Los escritores latinos utilizaban el nombre de Hispania en lugar de Iberia, nombre con el que los primeros Griegos designaban a nuestro país. Ennio, poeta latino que nació en el año 239 a. C., fue el primero en utilizar el término Hispania en su libro Historia Romana. Desde entonces, y durante todo el siglo 1 a. C., los escritores latinos utilizaron indistintamente el término Hispania o Iberia. Así aparece explicado en el documento más importante sobre la etnología de la Hispania Antigua que se conserva, el libro Geografía, del historiador griego Estrabón, datado del año 29 a. C. conservado casi en su totalidad gracias a diversas transcripciones medievales y algunos papiros encontrados.

 

La Conquista de Hispania

En el siglo III a. C., el Imperio Romano puso en pie una estrategia para cortar las lineas de abastecimiento cartaginesas que ayudaban a la invasión de la península italiana por Aníbal, en la segunda guerra púnica. Al entrar los romanos en la entonces Iberia, quedaron maravillados con sus tierras y comenzaron una fase de conquista que duró 12 años, en los que consiguieron expulsar a la totalidad de las fuerzas de Cartago que moraban en la Península. A pesar de esto, los pueblos del interior lucharon fuertemente contra el Imperio, alargando esta guerra durante casi dos siglos gracias a los lusitanos (portugueses), cántabros, astures, etc. Una vez finalizada esta larga guerra, los romanos permanecieron durante 7 siglos en nuestras tierras, hasta que las tribus bárbaras consiguieron derrotarlos.

Los romanos tenían una forma muy peculiar (para aquellos tiempos) de asegurarse la fidelidad de las tierras conquistadas: mientras Roma imponía su dominio en los pueblos ibéricos, importaba a los mismos la economía, la legislación más avanzada, las mejores infraestructuras, y les permitían conservar sus costumbres y religiones aunque los educaban en las costumbres romanas, conviviendo ambas. Así conservaban manifestaciones artísticas de todo tipo, las cuales muchas han llegado hasta nuestros días. Y es por esto que nosotros heredamos el lenguaje, ya que tanto el español como el portugués son lenguas romances que descienden directamente del latín, con la influencia de las lenguas habladas anteriormente en la península: no se habla ni se pronuncia de la misma forma el latín en Roma que en Hispania. Esto lo sabemos gracias a “graffitis” romanos encontrados en las ruinas arqueológicas, libros, y fuentes históricas.

 

¿Cómo se dividía el territorio en Hispania?

División de Hispania por Dioclesiano, año 17 a. C.
División de Hispania por Dioclesiano, año 17 a. C.

Desde el primer momento, el Imperio organizaba los territorios hispanos mediante su subdivisión en provincias administrativas, gobernadas por pretores, los cuales actuaban en nombre de Roma.

En primer lugar, estaba Hispania Ulterior, que incluía inicialmente el valle del Guadalquivir, pero que se expandió por toda la parte occidental de la península. Su capital era Corduba, actual Córdoba. Al mismo tiempo se establecía la Hispania Citerior, que comprendía toda la costa este desde los Pirineos a Cartagena. Su capital era Tarraco, la actual Tarragona. Más adelante esta provincia comenzó a expandirse hasta Galicia, y cambió el nombre de Citerior por Tarraconense.

Tras estas dos divisiones surgidas en la conquista de Hispania, se crearon nuevas provincias debido a la amplia extensión del territorio español. La Bética, que toma su nombre del río Betis (Guadalquivir). Esta sustituía a la antigua Hispania Ulterior, y en época visigoda cambió su capital a Hispalis (Sevilla).

Lusitania era la zona en la que actualmente están Portugal y Extremadura, que anteriormente habían formado parte de la Hispania Ulterior. Gallaecia era el nombre con el que los romanos identificaban a Galicia y Asturias, que estaba habitada por pueblo indoeuropeos de lenguas célticas como los galaicos y los astures. Y por último, Cartaginense, cuya capital Carthago Nova poseía uno de los puertos más importantes de la península.

 

Ciudades más importantes de la Hispania Romana

Es cierto que los romanos cuidaban las ciudades prerromanas y las dotaban con mejoras e infraestructuras, pero los mayores esfuerzos siempre iban para las ciudades de nueva construcción. Para su edificación, trataban de hacer pequeñas miniaturas de la capital, ya que aunque no contaban con la misma extensión que la propia Roma, su estructura era lo más similar posible. Los edificios públicos corrían a cargo de los curatores operatum, que eran funcionarios del Imperio. Estas fueron las principales ciudades hispanorromanas:

  • Tarraco: La actual Tarragona nació en un campamento militar organizado por los hermanos Cneo y Publio Cornelio Escipión, en el año 218 a. C., durante la segunda guerra púnica.
  • Augusta Emerita: fundada en el 25 a. C., Mérida fue construida por orden del emperador Octavio Augusto, de quien hereda su nombre original. Originalmente servía de asentamiento para las legiones romanas, pero con el tiempo se convirtió en la ciudad más extensa de la península. Era la capital de Lusitania.

    Teatro romano de Itálica, en Santiponce (Sevilla)
    Teatro romano de Itálica, en Santiponce (Sevilla)
  • Itálica: Se construyó donde hoy se encuentra Santiponce, provincia de Sevilla. Se trata de la primera ciudad 100% romana fundada en Hispania. Aquí se podía acuñar moneda, y fue el lugar de nacimiento de dos emperadores romanos: Trajano y Adriano.
  • Carthago Nova: en el año 227 a. C. se funda esta ciudad gracias al general cartaginés Asdrúbal el Bello. El general romano Escipión el Africano la tomó en el año 209 a. C. para cortar el suministro de plata al general Aníbal, y así empezó el proceso de la romanización. Se trata de la actual Cartagena.

 

Emperadores romanos con origen español

El retórico galo Pacato explicaba en su obra lo siguiente:

“Esta Hispania produce los durísimos soldados, ésta los expertísimos capitanes, ésta los fecundísimos oradores, ésta los clarísimos vates, ésta es madre de jueces y príncipes, ésta dio para el Imperio a Trajano, a Adriano, a Teodosio“.

Con esta frase vemos la importancia que tuvo nuestro país para el Imperio, ya que tres de los más importantes césares de Roma nacieron en Hispania.

Busto del Emperador Trajano
Busto del Emperador Trajano

Marco Ulpio Trajano nació en Itálica el 18 de septiembre del año 53 a. C., y a sus 45 años se convirtió en el primer emperador romano que no procedía de la Península Itálica. Este sucedió al emperador Nerva, que había adoptado a Trajano. Su mandato estuvo repleto de éxitos militares, y abundaron las construcciones de edificios públicos. Alcanzó la máxima expansión del Imperio Romano en toda su historia, y a su muerte le sucedió su sobrino Adriano.

Publio Elio Adriano es conocido por modernizar el sistema administrativo estatal, poniendo en manos de funcionarios expertos y tecnócratas muchas secciones de la administración. Se le incluye también como uno de los cinco mejores emperadores romanos.

Teodosio I el Grande, cuyo nombre real era Flavio Teodosio, fue emperador desde el 379 hasta su muerte. Se trata del último emperador en gobernar todo el mundo romano, pues unió oriente y occidente. Se duda sobre el lugar de su nacimiento: algunos historiadores lo sitúan en Itálica, y otros en Cauca (Coca, Segovia).

 

Costumbres y legados culturales hispanorromanos

Algunas de las cosas que pueden parecer más comunes hoy en día se las debemos a nuestros antepasados romanos, pues la fusión de las culturas hispanas y romanas dieron lugar a cosas como:

  • Los pantalones. Sólo los bárbaros llevaban pantalones, ya que los romanos vestían con togas. Fue gracias a la fusión cultural con los celtíberos como nació la costumbre de llevar pantalón corto, llamado braccae.
  • La pasta de dientes. O lo que se usaba en aquel tiempo para “lavarse” los dientes. Resulta que los romanos se lavaban los dientes con orines. De hecho, los orines hispanos eran los más cotizados. Se envasaban en ánforas precintadas y se distribuían por todo el imperio.
  • La levadura. Aunque el oficio del panadero proviene de Grecia, el uso de la levadura nace en Hispania. El pan ya existía en la Península con antelación a la romanización, y los pueblos íberos añadían levadura a la receta para conseguir un pan más esponjoso. El pan más cotizado era el pan hecho con harina blanca, ya que el pan integral (panis plebeius) era el de los pobres.
  • El garum. Esta famosa salsa romana de pescado, preparada con vísceras fermentadas, era considerada un alimento afrodisíaco. Solo lo consumían las clases altas de la sociedad. Se trata de una salsa mezclada con vino, vinagre, sangre, pimienta, aceite o agua que servía para condimentar las comidas. Uno de los mayores puntos de exportación de esta salsa era el puerto de Carthago Nova.

 

Como vemos, el Imperio Romano vivió gran parte de su historia entre nosotros, y aún hoy día podemos contemplar los majestuosos monumentos que los antiguos romanos nos dejaron durante su paso por Hispania. Tras su derrota muchas serán las culturas que querrán asentarse en la península Ibérica, sembrando cada una su propia semilla, y es gracias a la suma de todas ellas por lo que se forma la actual cultura española.

 

Fuentes

https://www.abc.es/espana/20140916/abci-hispania-emperadores-cuna-201409151616.html

https://www.nucleosoa.org/Nosotros/DocsHistoria/HispaniaRomana.htm

https://es.wikipedia.org/wiki/Hispania_romana

http://www.arkhos.com.ar/costumbres-romanas/

https://es.wikipedia.org/wiki/Romanizaci%C3%B3n_de_Hispania

http://www.cervantesvirtual.com/obra/notas-a-la-contribucin-de-la-pennsula-ibrica-al-erario-de-la-repblica-romana-0/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This