Fiestas de San Fermín

¡Arrancan las fiestas de San Fermín! Una fiesta que cada año concentra a miles y miles de personas de todo el mundo. Como muchos sabéis, se celebra en Pamplona, capital de la Comunidad Foral de Navarra, entre los días 6 y 14 de julio. 

Pero, ¿sabes todo de los Sanfermines? Además de la fiesta y los famosos encierros tienen muchos otros atractivos culturales. Descúbrelos aquí.

 

Fiestas de San Fermin
Fiestas de San Fermin

 


Origen:

Sus orígenes se remontan a la edad media y tienen relación con tres celebraciones: los actos religiosos ligados a la celebración en honor a San Fermín(patrón de Navarra), las antiguas ferias de ganado y las corridas de toros.

El dato curioso es que antes del año 1590, se celebraba el día 10 de octubre. Cansados los pamploneses del mal tiempo que acompañaba a estas tres celebraciones, decidieron cambiarlas al mes de Julio en el año 1591 y así nacieron lo que hoy conocemos como Sanfermines.


Celebración

Cuando el “chupinazo” estalla, la ciudad se convierte en una explosión de vida.

El chupinazo es la señal de arranque de las fiestas. La primera vez que se lanzó fue en 1941 y desde entonces no se ha perdido esta costumbre. El tradicional pañuelo rojo se lleva en la muñeca hasta el lanzamiento del cohete. A partir de este momento, los participantes lo pueden llevar atado en el cuello.

A partir de ese momento, el rojo y el blanco, los colores por excelencia, inundarán las calles de Pamplona durante 9 días.

Miles de personas de todo el mundo inundan esta ciudad donde Las calles se convierten en un derroche de alegría y buen ambiente, al compás de las charangas y las peñas.

El encierro es el único momento del día en el que la fiesta se contiene y la tensión invade el recorrido.

El encierro es una carrera gratuita de 875 metros delante de seis toros salvajes y seis cabestros que guían a la manada por el recorrido hasta la plaza de toros. Se celebra cada día durante las fiestas a las 8 de la mañana. Su duración suele estar entre 2 y 3 minutos. El encierro discurre por varias calles del casco viejo de Pamplona, desde la cuesta de Santo Domingo hasta la plaza de toros.

El encierro tiene normas y riesgos. Hay una media de 2.000 personas participando en cada encierro, los toros pueden cornear o pisotear, y es habitual que cada día haya varios heridos, algunas veces graves . No es común, pero ha habido varias muertes en los últimos 30 años, siendo la última en el encierro de 2009.

Desde las 9:30 la comparsa de gigantes y cabezudos comienza a recorrer las calles, una propuesta que se puede complementar con alguno de los espectáculos de música, danza, teatro o deporte rural que tienen lugar cada día durante las fiestas. También se puede realizar alguna compra de ropa, artesanía, bisutería y artículos de lo más variado en los puestos.

A partir de las 18:00 y hasta las 20:30, puedes presenciar una corrida de toros en la plaza y al finalizar, participar en la salida de las peñas (el alma de la fiesta) o en la propia fiesta que se desarrolla en la calle.

Por la noche se disfruta de música en vivo en uno de los muchos escenarios distribuidos por el centro de la ciudad. También, se puede puede degustar de una gran variedad de pinchos, carnes a la brasa acompañadas de verduras, bacalao al ajoarriero, rabo de toro estofado..

Para acompañar estos deliciosos platos, nada mejor que hacerlo con un buen vino navarro. Otra opción es la sidra, el kalimotxo o las cervezas artesanales.

Y para terminar, no puede faltar el digestivo navarro por excelencia, el pacharán.

Para los que la jornada se les ha alargado más de la cuenta, no hay mejor manera que  tomar un buen caldico caliente, para que se asiente el estómago.

Otra de las tradiciones es el “Riau Riau” que se celebra desde el año 1914.

A las 16:30 de la tarde del día 6 de julio, se celebra una pequeña marcha de 500 metros desde el Ayuntamiento hasta la capilla de San Fermín, al ritmo del Vals de Astráin, mientras los pamploneses van tarareando el famoso canto del .“Riau Riau”.

Otra de las costumbres más importantes es la Procesión de San Fermín. Se realiza el día 7 de julio a las 10 de la mañana.

En la parroquia de San Lorenzo recogen la imagen de San Fermín y comienzan a hacer el recorrido por la Pamplona vieja durante aproximadamente una hora y media o dos horas.

La procesión finaliza cuando se devuelve la imagen a la misma parroquia de la que salió, la parroquia de San Lorenzo, y la corporación se despide del cabildo en la catedral.

Destacan en esta procesión los llamados “momenticos”, que son pequeñas pausas que se hacen durante el recorrido para cantar plegarias y adorar al santo.

En definitiva, cientos de opciones para que cada uno disfrute de las fiestas a su manera.

Pero si algo destaca en los Sanfermines es la hospitalidad, la alegría, la convivencia amistosa y el buen ambiente.

Por último, el 14 de julio los pamploneses despiden los días de fiesta que acaban de vivir. A las 12 de la noche una multitud de velas encendidas se mueven melancólicamente tras el anuncio de fin de fiesta del alcalde. Durante toda la noche se entonará la canción:  “Pobre de mí, pobre de mí, que se han “acabao” las fiestas de San Fermín”. No obstante, las celebraciones continuarán hasta el amanecer.

Y tu, ¿Sabes algo más sobre Los Sanfermines?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This