Batalla de Bailén

Batalla de Bailén, gran batalla en la historia de España

Retomamos la sección de batallas de España con uno de los acontecimientos más importantes de nuestro país, la Batalla de Bailén, acontecimiento que marcó un antes y un después en la historia de España. Desde Arenal de Sevilla vamos a recordar esta contienda.

Vamos a situarnos temporalmente para explicar la batalla y su repercusión. Nos encontramos en plena Guerra de Independencia. España se encuentra asediada por los ejércitos de su líder Napoleón Bonaparte. Aunque es innegable el poder y superioridad de las tropas francesas, las tropas nacionales estaban resistiendo y los invasores veían que su objetivo de asedio les estaba costando más de lo previsto. Esto se debía principalmente a lo llamada “guerra de guerrillas”, siendo su principal característica el factor sorpresa con el que hacían gran daño a las tropas francesas. Desde envenenar comida a atacar en momentos estratégicos con cualquier utensilio que pudiera ser útil para la contienda.

En este momento los franceses se dirigen a Cádiz para liberar a importantes prisioneros de su bando que se encontraban allí recluidos. Al mando de estas tropas liberadoras se encontraba el general Dupont.

El mariscal Teodoro Reding, al mando de los defensores de nuestra patria, intenta frenar el imparable avance hasta Cádiz de los franceses. Ambos bandos se encuentran a las puertas de Bailén, hecho que da nombre al enfrentamiento.

En este momento un factor climático acompañó a las tropas españolas, el calor. Era asfixiante para los franceses, incluso para los españoles era extenuante, aunque estaban más adaptadas que los franceses. Desde Bailén los vecinos mandaban agua sin parar al bando nacional con el objetivo de que pudieran centrarse en la batalla y no estuvieran cansados.

Un hecho que parece sin importancia pero que claramente marcó la diferencia fue la posibilidad del bando español de enfriar su artillería recalentada con el agua, lo que reducía los tiempos necesarios que debía permanecer sin funcionamiento. Esta acción no la podían llevar a cabo las tropas francesas por lo que, poco a poco, vieron como el terreno que habían ganado lo iban perdiendo progresivamente.

En esta situación ambos bandos se encontrabas en punto muerto y solicitaron refuerzos.

  • Bando español: general Castaños con más de 10 000 soldados.
  • Bando francés: general Vedel con poco más de 11 000 hombres.
Mapa de la batalla de Bailén en el momento del tercer ataque del general Dupont.
Mapa de la batalla de Bailén en el momento del tercer ataque del general Dupont.

La madrugada del 19 de julio se inició un conflicto que pasaría a la historia de nuestro país cuando los franceses atravesaron el río Rumblar y se encuentran con tropas españolas. Debido a la sorpresa de este ataque por ser de madrugada y la zona que se produjo, el ejército español contaba con pocas tropas en esa zona y fue totalmente masacrado. Algunos consiguieron escapar como pudieron y dieron la señal de alarma al resto de soldados.

Ya a unos dos kilómetros de la ciudad el bando español resistió el avance francés. Se había iniciado el conflicto.

Cabe aclarar que los franceses atacaron con todo lo que tenían sin prácticamente detenerse en ningún momento, (lo podían hacer debido a su buena estrategia de combate), se trataba de vencer por constancia. Pero las gloriosas tropas españolas resistieron el ataque de manera inquebrantable. Las tropas francesas no aguantaron más y vieron sus fuerzas menguadas de golpe. El agua vuelve a ser un factor determinante enfriando los recalentados cañones españoles de manera que, ante el mínimo intento de avance de tropas francesas, se veían frustrados por el incesante poder de los proyectiles españoles.

El ejército francés se encontraba preparado para tomar una de las decisiones más relevantes de su historia, rendirse, al verse por sorpresa superado por los españoles.

En este crucial momento apareció el general Castaños con todas sus tropas. La sorprendente derrota francesa que se preveía imposible era ya una posibilidad real. Los franceses, en un último esfuerzo, solicitaron todo el apoyo que pudieran brindarles para intentar resistir el mayor tiempo posible en busca de un milagro que salvase su posición. Al ser una de las tropas con mayor resistencia y poder armamentístico consiguieron hacer unos 1.000 prisioneros españoles, pero no fueron suficientes, el destino de la contienda estaba ya escrito.

El general Dupont prohibió a Dominique Vedel continuar en batalla ya que se vislumbraba que los esfuerzos eran en vano. El ejército de Dupont fue hecho prisionero incluyendo a sus más altos cargos.

La derrota en la batalla de Bailén fue la primera derrota de relevancia en campo abierto sufrida por las topas de Napoleón Bonaparte.

– El ejército que parecía intratable había sido vulnerable –

"La rendición de Bailén" de José Casado del Alisal
“La rendición de Bailén” de José Casado del Alisal

Era el principio del fin.

En Arenal de Sevilla somos grandes aficionados a la historia y militaria por ello puede encontrar cualquier artículo histórico como parches, escudos militares y zippos, entre otros, en nuestras tiendas o tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Idiomas »

Pin It on Pinterest

Share This